LOADING

Type to search

Europa

Las sagas de los Islandeses

Pilar Navarro 2 septiembre, 2018

La serie “Vikings” nos cautivó este pasado invierno. Calidad, acción y suspense, nos ha enseñado la historia y vida cotidiana del mundo vikingo, real y legendaria, con todo el rigor histórico posible. Además, para aquellos de mi generación, que crecimos con Vicky el Vikingo y con Asterix y los Normandos, los vikingos forman parte de nuestra infancia y les tenemos un gran cariño y simpatía.

Esta grata inmersión invernal, nos inspiró para organizar nuestras vacaciones de verano en uno de los países con mayor pasado Vikingo, como lo fue Islandia. El mar ha sido siempre, además, una fuente de leyendas vikingas y el hecho de que llegasen a Islandia en sus barcos descubiertos acrecentó su aura de misterio que se mezclaban con la fantasía.

Hasta hace muy poco, lo único que conocíamos de Islandia, era que uno de sus volcanes, el Eyjafjallajökull, explosionó en el 2010 y provocó uno de los mayores caos de la historia de la aviación en Europa. La gran nube de ceniza, que paralizó el tráfico aéreo europeo, me mantuvo casi una semana en Alemania sin poder regresar a casa. A partir de esta desdicha, vino el golpe de suerte, la isla comenzó a despertar un cierto interés que junto a una campaña promovida por el gobierno islandés “Inspired by Iceland” ha hecho que el turismo vaya creciendo de manera exponencial. Link video  https://youtube.com/watch?v=s2QgGoAuwoU

La historia de Islandia es bastante reciente, en comparación con el resto de los países de Europa, ya que se mantuvo inhabitada hasta finales del siglo IX. No obstante, pese a su juventud, se ha ido convirtiendo en un país muy avanzado, con una alfabetización del casi 99,9 % de la población y referente mundial en políticas de igualdad de género.

Remontándonos a sus orígenes, los primeros habitantes de la isla procedían de países escandinavos que emigraron escapando de las guerras provocadas por Harald I de Noruega. Se organizaron en clanes y asambleas. En 930, los representantes de todos los clanes se reunieron en el área de Þingvellir, un maravilloso parque natural a 45 kilómetros de Reikiavik, en una gran asamblea común llamada Alþingi (islandés) o Althing (ingles), origen de su parlamento actual, uno de los más antiguos del mundo.

Gran parte de la historia del país y de sus gentes se recoge en unas narraciones en prosa, que hablan de los orígenes de la isla y que se transmitieron de forma oral, como si de un pasatiempo se tratase, hasta el siglo XIII, que comenzaron a escribirlas. A este género literario, epopeya en prosa, se le conoce como “sagas”, que significa historia. Una de las más populares, es la “Saga de los Islandeses”, que narra las vidas de héroes o familias de Islandia que habitaron la isla durante su época dorada en los siglos IX, X y XI antes pasar a formar parte de la corona danesa, hasta 1944.

Antes de estas sagas, ya existía en Islandia una marcada tradición de literatura cristiana de lenguaje barroco y estilo recargado, que narraba la historia del país o de los reyes noruegos. Se cree que la fusión de estas dos corrientes dio lugar a las primeras sagas tomando como protagonistas a grandes personajes islandeses.

Las sagas, preservan gran cantidad de información social y cultural de las comunidades que las produjeron. Algunas, son fundamentales para entender hechos históricos de gran importancia de la historia de Islandia e incluso de la humanidad.

A principios del siglo XX, emergió en Islandia un nuevo tipo de literatura de estilo más moderno denominada Nueva Generación, con un marcado subjetivismo que contrastaba con la objetividad e incluso pesadez de las sagas, algo completamente revolucionario para el lector islandés.

Uno de los autores más conocidos de esta etapa es Halldór Laxness, Premio Nobel de Literatura en 1955. Uno de sus libros más conocidos, “Bajo el Glaciar”, explora los absurdos de la vida y la religión. Susan Sontag lo describe, en su introducción a la edición americana, como “uno de los libros más divertidos que se haya escrito”, “ciencia ficción, fábula, alegoría, novela filosófica, novela de sueños, novela visionaria, literatura de fantasía, sabiduría iluminada, parodia y excitación sexual”.

Los islandeses son, sin duda, grandes lectores. Es tradición, tras la II Guerra Mundial y la independencia de Dinamarca, regalar libros a amigos y familiares en Navidad. Parece ser que el papel era uno de los pocos productos que no estaban racionados en el país y los libros se convirtieron en el mejor regalo posible por Navidad. La mayoría de las novedades editoriales se publican en el último trimestre del año, periodo que denominan Jólabókaflóð, algo así como “aluvión navideño de libros”.

Desde luego Islandia merece una visita ya que está llena de muchas más sorpresas, entre ellas su exuberante naturaleza, a la que dedicaré un próximo post. Si estáis buscando un nuevo destino para las próximas vacaciones, aquí tenéis ya un buen motivo.

Next Up

El uso de cookies nos ayuda a desarrollar nuestros servicios. Al seguir navegando por nuestras web, admite estar de acuerdo con nuestra política de cookies. Leer más. | Cerrar